La informática forense trabaja en el país con tecnología propia

Un video recuperado de un celular permitió probar la razón por la que un hombre mató a su ex pareja. Las imágenes que inicialmente fueron eliminadas del móvil por el sospechoso mostraban a su ex con otra persona, lo que derivó en el homicidio.
Como prueba este caso, ninguna evidencia borrada de cualquier soporte tecnológico se elimina totalmente. Puede recuperarse a través de equipos
especializados que incluso logran obtener información de discos duros
destruidos.

Yanapti Corp. es la única empresa de Bolivia que se especializa en esta
investigación, que algunos denominan “informática forense”. Para eso se
vale de diversos equipos y de unas “estaciones forenses”, un software
diseñado por sus técnicos y que se exporta a varios países.

En el caso del ejemplo, el acusado había eliminado el video del celular
de su ex pareja con la certeza de que nadie vería las imágenes que lo
incriminaban. Sin embargo, el gerente de Yanapti, Guido Rosales, explica
que “pensar que se borró algo de un celular es una ilusión. Todo se recupera”.

Precisamente, su empresa se especializa en el hallazgo de información que fue eliminada de algún soporte tecnológico.

Rosales explicó que Yanapti trabaja sobre todo con entidades financieras
para analizar fraudes, suplantaciones de identidades y clonaciones de
tarjetas.

Sin embargo, a través de la tecnología, los delincuentes llegan a
cometer otros crímenes como lavado de dinero, secuestros y robos.

En el caso de los celulares, Rosales explicó que la información siempre
se queda y se puede recuperar a través de un dispositivo.

Asimismo, según sea preciso, también es posible obtener información
eliminada sobre traspaso de dinero de ciertas cuentas bancarias a otras,
el robo de dinero y el posterior lavado por redes de narcotráfico;
“incluso se identifica a personas que suplantan identidades con diversas
finalidades delicuenciales”.

Para eso se utilizan estaciones forenses y otros dispositivos que ayudan
al objetivo. En Bolivia, la empresa Yanapti se encarga de realizar este
trabajo con ayuda de la Policía, especialmente en casos de tipo penal.

Sin embargo, según el gerente de la empresa, la entidad policial aún
está en un nivel bajo en el manejo de este tipo de equipos. “Le falta
mucho, pero nosotros le estamos capacitando”, señaló.

Por su parte, el director nacional anticrimen, coronel Jorge Toro,
aseveró que en el laboratorio de criminalística y forense se cuenta con
equipos para realizar este tipo de análisis. “De acuerdo con las
necesidades, tenemos los equipos para investigar”, dijo.

60%

de los delitosinformáticos corresponde a las clonaciones de tarjetas de débito y crédito.

Tarjetasbancarias

  • DelitoSegún el gerente de Yanapti Corp., el delito de la
    clonación de tarjetas de débito y de crédito representa el 60% de los
    ilícitos informáticos. “El robo de tarjetas con banda magnética ha
    crecido mucho. Los delincuentes pueden encontrar un kit en 500 dólares
    para clonar la tarjeta y sustraer dinero de ésta.
  • Cajeros El dispositivo utilizado por delincuentes es colocado en la
    parte donde ingresa la tarjeta y en otro lado se coloca una cámara
    diminuta que filma el momento en que el usuario coloca su PIN. Una vez
    que pasa la banda magnética de la tarjeta por el dispositivo, ésta ya
    fue clonada y los antisociales sustraen dinero poco a poco en diferentes
    cantidades.
  • Recomendaciones Para el gerente de la empresa Yanapti, es
    conveniente que el usuario de tarjetas de débito, en especial, se cree
    hábitos para sacar dinero. “Es recomendable tener sus cajeros preferidos
    y de los que siempre sacará dinero. Después es importante sacar
    determinadas cantidades de dinero por semana y no cada día y a cada
    rato”, señaló. Estas acciones permitirán a la persona tener un
    seguimiento del dinero retirado y si le falta algo en el extracto.
    Sugirió que el usuario saque el extracto antes y después de la
    transacción.

Fuente:
http://www.paginasiete.bo/2011-08-21/Nacional/Destacados/16-17Seg00121.aspx