YPFB refuerza seguridad, pero teme más ataques de Anonymous

Tras el ataque a la web de YPFB por parte de Anonymous Bolivia, desde la estatal petrolera se informó que se redoblan esfuerzos para evitar nuevos ataques cibernéticos.
“Este ataque no ha prosperado a más, gracias al equipo técnico que tenemos, se han tomado las medidas necesarias y se están redoblando los esfuerzos para atender cualquier incidente de seguridad que se pueda presentar en el futuro”, dijo el Director Nacional de Tecnologías de la Información, Esteban Saavedra.


De igual forma, resaltó que en el mundo actual, ningún sistema es 100 por ciento seguro; pero que en el caso de este ataque, no afectó a la información. “En el caso nuestro el perjuicio es mínimo, porque al tratarse de un sistema de un equipo aislado, no compromete de ninguna forma a la información corporativa que tiene YPFB”, añadió.

El funcionario de YPFB también resaltó que el ataque cibernético está encontra de la nueva Ley de Telecomunicaciones y que se encuentra basado en la técnica “defacement”. “Este ataque ha seguido una técnica que se llama “defacement”, que básicamente es cambiar la página principal del sitio web”, añadió.

La palabra inglesa“defacement” significa “desfiguración” y es un término informático que hace referencia a la deformación o cambio producido de manera intencionada en una página web por un atacante que haya obtenido algún tipo de acceso a ella, bien por
algún error de programación de la página, por algún bug (defecto de software) en el propio servidor o por una mala administración de este.
El autor de un “defacement” se denomina “defacer”.

Asimismo, Saavedra informó que YPFB no fue la única institución afectada, pero no preciso las otras páginas que podrían haber sufrido ataques. “Lo que están haciendo, es tratar de dar de baja a todos los sitios web y todos los sitios informáticos de varias instituciones del país. La comisión que está coordinando este aspecto a nivel de Estado tiene la información, pero no soy la persona encargada de brindarla”, explicó.

De todas formas, luego de verificar las páginas web de los Ministerios y otras instituciones del Estado, Oxígeno pudo constatar que la única web afectada fue la de Yacimientos Petróliferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Finalmente, ante una posible denuncia en contra de los autores del ataque cibernético, Saavedra subrayó que esta no sería posible, porque “no existe una reglamentación sobre el delito informático en nuestro país”. Además, hay que tomar en cuenta que sería muy difícil encontrar a los autores.

Fuente:
http://www.opinion.com.bo/opinion/articulos/2011/0826/noticias.php?id=23168