El ticket del cajero hay que destruirlo, no tirarlo

La empresa de seguridad informática Kaspersky Lab explicó por qué arrojar el comprobante en la papelera del banco puede ser muy peligroso para el titular de la cuenta.
Un comprobante impreso surge de cada transacción bancaria que se realiza en el cajero de un banco. Ese mismo documento puede ser utilizado con fines fraudulentos, según advierte la empresa rusa de seguridad informática Kaspersky Lab.

Ese ticket muchas veces se arroja en la papelera del banco donde se encuentra el cajero, y contiene datos de las transacciones realizadas y de la persona que las hizo. La información puede ser utilizada por ciberdelincuentes.
Si esos datos se conjugan con otros datos–como la de mezclar la información que el banco imprime en el comprobante con una obtenida por otras vías- el resultado puede ser un mensaje falso que conduzca al usuario a proporcionar los datos de su tarjeta. Según la empresa rusa, podría robar datos o dinero haciéndose pasar por la entidad bancaria.
Antes de arrojarlo, se recomienda conservar el comprobante o en tal caso destruirlo para minimizar los riesgos de que alguna información se utilice de forma fraudulenta.

Fuente: vanguardia